Cristina Guadalupe

Profesora de Enseñanza Primaria

Comparaciones

Deja un comentario

Cámbiate

Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión. La gente tiene que aprender a odiar, y si pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar, el amor llega más naturalmente al corazón humano que su contrario.
Nelson Mandela

Nos comparamos constantemente. No lo podemos evitar. Nuestra apariencia, nuestro status, nuestras habilidades ¡comparamos hasta nuestros hijos!

Aunque es algo peligroso, las comparaciones pueden ser esenciales para nuestro crecimiento y desarrollo. Todos necesitamos un padre o una madre, profesor o mentor que nos guíe, al menos al principio de nuestro recorrido, cualquiera que sea el que hemos podido elegir. Pero ¿es esto comparación? Una vez más todo depende de nuestra actitud. Lo será si nuestra reflexión es ¡quiero saber lo que tu sabes! en lugar de ¡quiero aprender de ti!. La primera nos conduce a definirnos en base a…

Ver la entrada original 178 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s