Cristina Guadalupe

Profesora de Enseñanza Primaria

Las paradojas del movimiento

Deja un comentario

Facundo Manes

Revista VIVA

Ver PDF

Hoy, después de abrir los ojos al despertarnos, seguramente habremos movido la sábana, nos habremos parado al lado de la cama, nos habremos lavado los dientes, habremos movido el picaporte y abierto la puerta de la cocina y habremos puesto la pava para el mate, entre otras tantísimas acciones “sencillas” que realizamos de nuestra vida cada día. Es decir, habremos realizado varios movimientos automáticos, adaptados a un fin determinado. Sin embargo, aun estas acciones voluntarias simples dependen de procesos cognitivos-motores muy complejos.

Ver la entrada original 462 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s